Maqveca
silmaca - Requisitos de Fertilizantes en los Cultivos de Pera –  MAQVECA

Requisitos de Fertilizantes en los Cultivos de Pera – MAQVECA

Las prácticas agrícolas modernas aconsejan que una vez al año (en verano, julio o agosto) debemos recolectar al menos 100 hojas de nuestros perales y enviarlas al laboratorio para efectuar un análisis de nutrientes. Si detectamos que la hoja promedio tiene deficiencias de nutrientes (algunos elementos químicos importantes están por debajo de los estándares aceptables), entonces es conveniente intervenir y corregir los problemas de nutrientes agregando el elemento adecuado, por ejemplo, una corrección de calcio, siempre después de consultar a un agrónomo experto.

   El nitrógeno y el potasio son muy importantes para el crecimiento foliar, la floración y el desarrollo de frutas, mientras que el fósforo es vital para el desarrollo de un sistema fuerte de raíces, especialmente en las primeras etapas del desarrollo de la planta. El calcio, el magnesio, el manganeso, el zinc y el boro también son importantes en las diferentes etapas de desarrollo de los brotes, floración y fruición. Cualquier deficiencia que se presente, tendrá un efecto negativo en el número de frutos, la calidad y la salud general del árbol.

   En general, los perales que tienen frutos necesitan más fertilización que los árboles jóvenes que no han entrado en su período de fruición. Los productores profesionales de pera empiezan a fertilizar árboles cuando estos llegan a los 2 años de edad. Un esquema común de fertilización usado por numerosos granjeros de pera consiste en agregar 180 libras (82 kg) de N, 140 libras (63 kg) de P2O5, 110 libras (50 kg) de MgO y 400 libras (182 kg) de K2O por hectárea, suponiendo que haya entre 600 y 800 árboles por hectárea y sin cultivos de cobertura. Tenga en cuenta que 1 tonelada = 1000 kg = 2.200 libras y 1 hectárea = 2,47 acres = 10.000 metros cuadrados. Estas cantidades se distribuyen normalmente en 3 o 4 sesiones durante el año. Se añaden los fertilizantes foliares de boro, zinc y calcio según el análisis de las hojas. Los programas de alimentación foliar se aplican desde la primavera hasta la cosecha, pero el período crítico es de 5 a 7 semanas después de la floración. Alternativamente, muchos granjeros agregan una vez al año de 2 a 3 libras (0,9 – 1,4 kg) de 12-12-17 + 2MgO por árbol joven y de 7 a 12 libras (3 a 5,4 kg) de 12-12-17 + 2MgO por pera madura.

   Tener en cuenta que estas son prácticas generales que no deben seguirse sin haber hecho su propia investigación. Cada campo es diferente y tiene necesidades diferentes. Comprobar los nutrientes del suelo y el pH es crucial antes de aplicar un método de fertilización. Además, si un sistema de riego de cobertura total se combina con la presencia de trébol u otro cultivo de cobertura en un sistema denso de cultivo, la necesidad de fertilizar los árboles de pera se reduce notablemente porque el cultivo de cobertura normalmente produce materia orgánica que se descompone, liberando importantes nutrientes en el suelo (pregunte a un agrónomo experto).

   MAQVECA, Para más información visita: https://maqveca.com 

• Teléfono: +58 251 2675533

• Email: info@maqveca.com

• Ubicación: Carrera 1A entre Calles 7A y 8, Urbanización Nueva Segovia. Barquisimeto estado Lara. Zona postal 3001. Venezuela 

• Horario: Lunes – Viernes: 8:00 am a 5:00pm