Maqveca
silmaca - Factores que afectan la conservación de los forrajes Ensilados – MAQVECA

Factores que afectan la conservación de los forrajes Ensilados – MAQVECA

  • Madurez y contenido de humedad del forraje

   El contenido de MS del material ensilado es el principal factor implicado en la preservación satisfactoria del forraje. Niveles muy bajos dificultan el suministro de una adecuada cantidad de azúcares fermentables para las bacterias del silo y el máximo valor nutritivo para la óptima alimentación del ganado. La madurez también tiene un gran impacto sobre la humedad en aquellos cultivos que no se preorean, como el maíz.

  • Tamaño de picado del forraje

   El tamaño de las partículas del material cosechado es un factor que influye en el ensilado ya que un picado más fino facilitará la disponibilidad de los carbohidratos fermentables celulares del forraje para el medio fermentativo microbiano. Adicionalmente, la compactación será también más efectiva cuando el forraje esté finamente picado. La longitud del picado más conveniente es de alrededor de 6 a 12 mm, dependiendo del cultivo, de la estructura de almacenamiento y de la proporción de silo en la ración. Un tamaño de picado muy grande dificultará la compactación, quedando de este modo mayor cantidad de oxígeno atrapado en la masa del forraje, generando, finalmente, un incremento en la temperatura y en el desperdicio. Los picados demasiado finos pueden producir algunos trastornos en los animales, como menor salivación, dificultades en la rumia y acidosis.

  • Llenado, compactado y sellado 

   El cultivo debe ser cosechado y almacenado en el silo lo más rápido posible. Un llenado prolongado puede resultar en una excesiva respiración y, por lo tanto, incrementar las pérdidas del silaje. El compactado debe realizarse inmediatamente cuando el material es almacenado en silos horizontales. Es deseable empacar a densidades entre 525 a 825 kg/m3. Tanto las pérdidas de materia seca como el pH se reducen cuando se aumenta la densidad del empaquetado. Si se quiere empacar forrajes con alto grado de humedad la densidad deberá situarse entre 415 – 525 kg/m3 para evitar pérdidas por el lavado o filtración. 

   Para una adecuada preservación del ensilaje durante largos períodos, debe aislarse del ambiente atmosférico. Esto se consigue procurando la impermeabilidad de las paredes y colocando cubiertas sobre el mismo en los silos horizontales. Generalmente, en este tipo de silo las mayores pérdidas se dan en la parte superior, en las puntas y en los costados contra la pared.

  • Extracción y suministro
     

   En el momento de apertura del silo y durante el suministro se produce un deterioro aeróbico ya que el ensilado es expuesto al aire, cambia la composición química, pH y temperatura, y se altera tanto la calidad como la cantidad de forraje. El material deteriorado se presenta normalmente de color blanco o descolorido, con una pobre calidad, un menor consumo y además puede contener toxinas que causen trastornos a los animales, dependiendo de la cantidad ingerida.

   MAQVECA, documentando para un forraje de calidad. Para más información visita: https://maqveca.com 

• Teléfono: +58 251 2675533

• Email: info@maqveca.com

• Ubicación: Carrera 1A entre Calles 7A y 8, Urbanización Nueva Segovia. Barquisimeto estado Lara. Zona postal 3001. Venezuela • Horario: Lunes – Viernes: 8:00 am a 5:00pm