Maqveca
silmaca - Cultivos de Cobertera – MAQVECA

Cultivos de Cobertera – MAQVECA

  Los cultivos de cobertura es una manera fácil de recargar de energía y mejorar los nutrientes del suelo. Antes de cultivarlos, debemos de conocer la región en donde estamos y saber qué cultivos son los que funcionarán mejor.

   Desde principios del siglo pasado, los agricultores han utilizado cultivos de cobertura para mejorar la fertilidad en el suelo. Además, estos cultivos también proveen de materia orgánica, previenen la erosión y suprimen malezas. Otra función básica es crear y hacer circular los nutrientes del suelo por la energía solar. Los avances recientes en la biología del suelo revelan otras dos maneras en que los cultivos de cobertura mejoran el suelo:

  • La deposición de rizobios: es una buena ventaja de trabajar con cultivos de cobertura. Muchas plantas liberan azúcares y otras sustancias a través de sus raíces. Son como pequeños motores de energía solar, una energía que se bombea en el suelo. Utilizando cultivos de cobertura fuertes y resistentes, este proceso puede tener una profundidad de hasta casi 2 metros en la avena y centeno. Si durante el invierno dejamos nuestro huerto si vegetación, estamos perdiendo la oportunidad de utilizar cultivos resistentes al frío como centeno o avena que cargan de energía nuestro suelo. Gracias a estos azúcares, las raíces de las plantas pueden alcanzar mayor profundidad en el suelo.   
  • La bio-perforación: es lo que sucede cuando se utilizan las características físicas y talento de los cultivos de cobertura para “perforar” un suelo compactado. Por ejemplo, podemos cultivar oleaginosas (girasol, maíz, entre otras) o rábano blanco con cultivos de cobertura. Las raíces de estas plantas son como flechas que perforan profundamente el suelo compactado.  Esta acción también sucede cuando los cultivos de cobertura entran en el subsuelo y mueren, dejando espacio y materia orgánica en descomposición.  Por lo que el siguiente cultivo tendrá mayor facilidad para crecer siguiente las raíces del cultivo de cobertura. Investigadores de Maryland, Estados Unidos realizaron un seguimiento de este proceso con cámaras especializadas. Se observó la interacción de canola (cultivo de cobertura) y soya (cultivo principal).  Después de que las raíces de canola se desintegraron como materia orgánica, las raíces de soya siguieron el camino de esas raíces en el subsuelo. Además de tener un espacio libre para crecer, también se beneficiaron de los nutrientes de la materia orgánica y microorganismos dejados por el cultivo de cobertura.

   MAQVECA, Para más información visita: https://maqveca.com 

• Teléfono: +58 251 2675533

• Email: info@maqveca.com

• Ubicación: Carrera 1A entre Calles 7A y 8, Urbanización Nueva Segovia. Barquisimeto estado Lara. Zona postal 3001. Venezuela 

• Horario: Lunes – Viernes: 8:00 am a 5:00pm